LA CEREMONIA DE

FUEGO SAGRADO

¿Qué es la Ceremonia de Fuego Sagrado?

Es la práctica central de la espiritualidad maya. Practicada en la actualidad en toda Guatemala, este rito ancestral es también conocido como Xukulem (arrodillarse) Loq'alaj Kotz'i'j (sagrada flor) o Mejelem (reverencia). En castellano es llamado popularmente Ceremonia de Fuego Sagrado.

Fuego Sagrado - Vilela.jpg

 

 SOLICITA UNA CEREMONIA MAYA

¿Cuál es su finalidad?

El objetivo es solicitar ayuda a la divinidad, a las fuerzas espirituales de la naturaleza y a los ancestros en cualquier área de la vida.

La finalidad es muy variada: sanar problemas de salud, obtener bienestar en las relaciones de pareja o de familia, mejora laboral o financiera, protección, desarrollo espiritual... la lista es tan larga como la vida misma.

 

 SOLICITA UNA CEREMONIA MAYA

¿En qué consiste?

La Ceremonia de Fuego Sagrado establece un contacto con los espíritus de la naturaleza (Kajulew), los ancestros (Nan-Tat) y el Padre-Madre de la Vida (Tyox).

 

Dicho contacto es efectuado en un día específico del Sagrado Calendario (Cholq'ij) que tenga correspondencia con el objetivo de la ceremonia.

 

El contacto es establecido a través de un fuego. El cual se enciende en un lugar en la naturaleza que manifieste una fuerza espiritual especial. Ese lugar es llamado "altar".

 

El fuego consume una ofrenda compuesta principalmente por "pom". Una resina de aroma intenso procedente de diversos árboles. También se usan otros elementos combustibles: velas, hierbas aromáticas, chocolate...

 

El fuego procedente de las ofrendas se convierte en el vehículo de expresión de las fuerzas espirituales contactadas. Con ellas se establece un diálogo en el que se les hacen las peticiones o se manifiesta gratitud.

 

El ambiente sagrado generado durante la ceremonia y su efecto armonizador en la mente y corazón de quién dirige y participa es difícil de expresar en palabras.

¿Cuál es su origen?

La Ceremonia de Fuego Sagrado es de origen remoto y desconocido. La investigación arqueológica arroja luz sobre una abundante quema de copal, cortezas de árbol, cera de abeja y otros materiales en sitios ceremoniales de la antigüedad maya.

 

Textos en piedra y relieves nos hablan de "ceremonias de fuego" y nos revelan la misteriosa práctica que conduce a la aparición de la llamada "serpiente de visión". La cual, aparecía a partir de ofrendas quemadas por un sacerdote, permitiendo así, la comunicación con ancestros y otras fuerzas espirituales.

 

El libro sagrado de los mayas k'iche', el Popol Wuj narra el origen mitológico del fuego y su uso ceremonial al amanecer por parte de los "primeros abuelos", los cuales quemaron diversas clases de "pom" en el momento de la aparición de venus matutina (Iq'oq'ij) en el horizonte.